Repuestos para montacargas que debes evitar

Cuando tu montacargas requiera repuestos, puedes extender su vida útil y ahorrarte algo de dinero si compras piezas de alta calidad. Encontrar las piezas adecuadas para un montacargas debe ser una combinación entre las cualidades que estás buscando y algunos aspectos que deberías evitar. En este articulo te indicamos cuales son los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de buscar repuestos para tu montacargas.

1. Evita los repuestos que no sean compatibles

La primera cosa que debes evitar y la más obvia, es adquirir piezas que sean incompatibles con tu montacargas. Por ejemplo, los neumáticos que son demasiado pequeños o demasiado grandes, o las horquillas que se diseñaron para un modelo diferente, obviamente no van a funcionar adecuadamente para tu montacargas. Incluso si puedes hacer que ese repuesto se ajuste a tu máquina, las probabilidades de que tengas problemas más adelante, aumentan considerablemente.

Nuestro consejo es que evites a toda costa usar piezas que no estén diseñadas para la marca y el modelo de tu montacargas. Antes de adquirir un repuesto, debes conocer el modelo y la marca de tu máquina, así como cualquier otro detalle importante, como el tamaño de la parte que necesitas. Hacer esto te ayudará a evitar comprar partes de montacargas que no se ajusten a tu carretilla o que puedan causar problemas con el paso del tiempo.

2. No pongas en primer lugar la economía

El precio siempre es importante a la hora de comprar repuestos para montacargas. Es por eso que puede ser tentador comprar el repuesto más barato que te ofrezcan. Después de todo, ahorrar la mayor cantidad de plata posible en la reparación de tu máquina puede parecer la mejor manera de conservar tus recursos financieros a largo plazo.

La realidad, sin embargo, es que los repuestos más baratos son más económicos por una razón. Si son repuestos de segunda mano, puede que sean tan viejos que no tengan mucha vida útil disponible y deban ser reemplazados en muy poco tiempo. Si las piezas son nuevas, puede que no sean de la mejor calidad, lo que significa que se pueden dañar más fácil o que terminen siendo defectuosas. A largo plazo estos problemas pueden costarte mucho más dinero al intentar reemplazar o reparar estos repuestos.

En lugar de buscar la opción más barata, siempre compara el costo con otras características como la antigüedad de la pieza, la reputación del fabricante y el distribuidor, la garantía del repuesto y demás aspectos que sean relevantes. Las verdaderas ofertas son aquellas que combinan una alta calidad con un precio razonable.

3. Evita comprar partes usadas

Los repuestos usados pueden ser una opción atractiva para ahorrar dinero cuando reparas tu montacargas. Comúnmente, estas partes son mucho más baratas que las nuevas. Cuando compras un repuesto usado en buen estado, puede tener una buena vida útil, un rendimiento confiable e incluso puede tener garantía. Sin embargo, lo normal es que estos repuestos sean viejos y no sean la mejor opción para tu montacargas.

Por ejemplo, una parte de montacargas que se espera que dure 5 años y que ya tenga 4 años de uso, puede ser muy barata, pero es poco probable que te dure mucho tiempo. Como resultado, puede que te gastes mucho más dinero comprando esa parte y reemplazándola dentro de un año que el haberla comprado nueva desde el inicio. Además, estas partes pueden dañar otras partes viejas del montacargas, lo que requeriría reparaciones y reemplazos adicionales. Por eso te recomendamos que, en lugar de comprar piezas para montacargas de segunda mano, adquieras piezas nuevas que tengan muchos años más de vida útil.

4. No compres piezas desgastadas

Lo más seguro es que quieras que los repuestos para montacargas que compraste te duren muchos años. Es por eso que debes evitar comprar piezas que se vean desgastadas o defectuosas. Por ejemplo, las piezas que compres deben verse en buenas condiciones, sin desgaste, roturas, óxido ni defectos evidentes. Cualquier imperfección o defecto, debe alertarte y debes solicitar un producto en perfectas condiciones para que puedas obtener el mejor repuesto posible para tu montacargas.

Asegurarte de no comprar repuestos para montacargas desgastados o defectuosos, significa que necesitas inspeccionar cada pieza antes de comprarla o instalarla en tu máquina. Una inspección visual puede ayudarte a detectar cualquier problema que, de lo contrario no aparecería hasta que tu montacargas tuviese problemas.

Además, muchas partes de montacargas vienen con garantías y certificaciones que evidencia que las partes han sido inspeccionadas y probadas. Lo anterior da una certeza de que las partes están en buenas condiciones. Encontrar partes de montacargas con estas garantías puede ayudarte a estar más seguro con la calidad de la pieza que estás comprando.

Las piezas correctas de los montacargas pueden ayudarte a hacer que tu máquina vuelva a funcionar sin tener que salir y comprar un montacargas nuevo. Los repuestos correctos te durarán por muchos años y te serán de mucha utilidad. Encontrar repuestos con esta calidad, significa que debes evitar ciertos aspectos. Si evitas partes de montacargas que no son compatibles con tu equipo, que las más baratas del mercado, que están viejas o desgastadas, es más probable que encuentres el repuesto ideal.